Conoce el Centro

Historia del Centro de Medellín

Para el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, el Centro es un territorio de acción prioritaria e integral. La intervención para que evolucione al nivel de las grandes ciudades del mundo, ha tardado casi dos décadas en madurar y materializarse. Ahora este sueño se está convirtiendo en realidad, gracias al Programa de Transformación liderado por la Administración Municipal. Aquí puedes conocer un poco de la historia del Centro.

1541

Fundación del Valle de San Bartolomé de los Alcázares

El Valle de Aburrá, donde hoy se asienta Medellín, fue visto por primera vez por los españoles el 24 de agosto de 1541 ─49 años después del arribo de Cristóbal Colón a las Bahamas─, por una expedición de 32 hombres que venía en búsqueda de tierras y riquezas, al mando de Jerónimo Luis Tejelo, quien a su vez obedecía órdenes del Mariscal Jorge Robledo.

Estos terrenos fueron nombrados "Valle de San Bartolomé de los Alcázares", en honor a San Bartolomé en su día, según el santoral católico, y a los alcázares situados en España, que tenían cierto parecido a las chozas del lugar. Los indígenas, armados con dardos, macanas y tiraderas, ofrecieron una feroz resistencia, y muchos se suicidaron para evitar ser dominados. Luego de su paso inicial por el valle, esta primera expedición española de Tejelo continuó su exploración hacia el río Magdalena.

Muchos años después, en 1616, el valle resultaría propicio a otro grupo de conquistadores encabezados por Francisco de Herrera Campuzano, quien el 2 de marzo fundó la población de San Lorenzo de Aburrá, hoy Parque de El Poblado.

Historia de Medellín
Coche Mortuorio. Fotografía: Rodríguez, 1889-1995.

1675

Villa de Nuestra Señora de La Candelaria de Medellín

En 1675 se fundó la Villa de Nuestra Señora de La Candelaria de Medellín, según Real Cédula portada por el gobernador y capitán general de la provincia de Antioquia, Miguel de Aguinaga y Mendigoitia. El gobernador erigió este poblado el 2 de noviembre de 1675 con el nombre de Medellín, derivado de Quinto Cecilio Metelo Pío, fundador de la ciudad de Metellinum (Medellín), y en honor a uno de sus mecenas, don Pedro de Portocarrero y Luna, conde de Medellín y comendador de Indias.

Durante la época de la Colonia, Medellín no tuvo mucha importancia como centro urbano. El señorío de Antioquia, en aquel tiempo, lo ostentaban la ciudad madre de la región Santa Fe de Antioquia, en el occidente del departamento, la ciudad de Rionegro en el oriente, y los pueblos mineros del Bajo Cauca. Medellín era una tranquila villa rodeada de hatos sin mayor importancia.

Historia de Medellín
Plaza de Mercado de Guayaquil. Fotografía: Francisco Mejía, 1899-1979.

1827

La ciudad empezó a tener una mayor relevancia económica y política, con figuras como Pedro Justo Berrío (1827-1875), quien inició una era de progreso y construcción de infraestructura. Tranvía, tren, banca, carreteras y un dinamismo a nivel nacional, comenzaron a gestarse en la naciente ciudad. Fue también un centro intelectual importante, que atrajo a escritores y pensadores. La Guerra de los Mil Días, que cerró el siglo XIX en Colombia, no afectó mucho al departamento de Antioquia ni a Medellín.

Medellín historia
Mercado Público. Fotografía: Rodríguez, 1889-1995.

1870

Hacia 1870 comenzó el gran auge económico de la ciudad y, como consecuencia, se consolidaron una arquitectura y un espacio urbano representativos. También se crearon entidades dedicadas a las bellas artes y las letras.

Historia de Medellín
Sitio donde se construyó la primera casa de cabildo y ayuntamiento de la villa Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín. Fotografía: Anónimo.

1888

En 1888 empezó a funcionar la Escuela Santa Cecilia, dedicada a la enseñanza de la música. Más adelante, al integrarse con el taller de pintura de Francisco A. Cano, se formó el Instituto de Bellas Artes en 1910. Los ideales religiosos, políticos y económicos de la élite, los ordenamientos sociales y espaciales que se impusieron durante las distintas décadas, configuraron una cultura definida y aceptada desde la oficialidad. La diversidad étnica y social, la memoria oral, los valores, las tradiciones y las costumbres, la supervivencia y el constante establecimiento de personas en la ciudad generaron nuevas realidades culturales.

Edificio Teatro Junín y Hotel Europa. Fotografía: Anónimo.

1920

Canalización del río

Las dos primeras décadas del siglo XX fueron de gran importancia para el desarrollo urbanístico y la consolidación de Medellín como una ciudad. Su población crecía cada vez, ocupando nuevas zonas que comenzaban a conectarse con otros municipios, por lo que fue necesario comenzar a trazar diferentes calles y avenidas, además de ampliar las ya existentes, con el fin posibilitar el transporte de los ciudadanos y la prestación de servicios públicos.

En esta expansión, el costado occidental de la ciudad comenzó a ser poblado con mayor intensidad, después de la construcción de algunos puentes que atravesaban el río, pues hasta este momento el mayor desarrollo urbanístico y social se había dado en su costado derecho, que ya contaba con asentamientos en sus laderas, muchos de ellos ilegales. Gracias al puente de San Juan, por ejemplo, se consolidaron poblados como el de Belén y La América.

Adicionalmente, la migración de campesinos a la ciudad a causa de la violencia y el deterioro de las condiciones de vida en el campo, fue uno de los factores que contribuyeron al crecimiento poblacional de Medellín.  Por lo tanto, durante estas primeras décadas, se trazaron planes en Medellín que trascendían las concepciones de ornato e higiene, para contemplar otras variables físicas, sociales y económicas de crecimiento urbano, con el fin de dar repuesta al desarrollo industrial y a los sueños de una ciudad moderna. 

Historia de Medellín
Atrio de la Catedral, Parque Berrío. Fotografía: Anónimo.

1950

Crecimiento industrial

Hacia la segunda mitad del siglo XX, el proceso de modernización de la ciudad vino acompañado del crecimiento poblacional. Para el año 1938 ya contaba con 140 000 habitantes. La vocación comercial, la presencia de abundantes fuentes hídricas, el desarrollo de la infraestructura vial y el crecimiento de otros mercados cercanos, fueron aspectos que permitieron la consolidación de actividades industriales como textiles, bebidas gaseosas y calzado.

Los procesos urbanísticos más importantes de Medellín comenzaron a partir del ‘Plan Piloto de Medellín’, elaborado por los arquitectos Paul Wiener y José Luis Sert. En su propuesta contemplaron la canalización del río, el control de los asentamientos en las laderas, el montaje de la zona industrial de Guayabal, la articulación de la ciudad en torno al río, y la construcción de la zona deportiva del estadio Atanasio Girardot y el centro administrativo La Alpujarra.

Medellín historia
Emboladores. Fotografía: Gabriel Carvajal Pérez, 1916-2008.

1970

Plan Director para Medellín

El Plan Piloto propuesto por Wiener y Sert en la década de los 50, en el que planteaban un nuevo concepto de unidad vecinal y la protección de las fuentes hídricas, no se pudo llevar a cabo en su totalidad por diferentes factores, como el crecimiento poblacional de Medellín y la proliferación de construcciones ilegales. Con el fin de dar respuesta a las necesidades urbanísticas de la ciudad y a la imposibilidad de ejecutarlo completamente, se definió el Plan Director, que marcó las directrices para las futuras intervenciones en el Centro.

En la década de los 70 se trazó el sistema vial urbano de Medellín, en el que se contemplaron las vías principales y secundarias que conectarían al Centro de la ciudad con los diferentes poblados, barrios y municipios vecinos. Todo esto, implicó la reestructuración administrativa de Medellín, en la que se crearon entidades para la planeación, el control y la supervisión del desarrollo físico de la ciudad, como las Empresas Varias de Medellín, que tuvieron a su cargo el manejo de las plazas de mercado y las plantas de sacrificio, al igual que la prestación de los servicios públicos.

 

Historia de Medellín
Compañía Colombiana de Tabaco .Fotografía: Gabriel Carvajal Pérez (1916-2008).

1980

Formulación de un proyecto y tren metropolitano

En 1980 se creó el ‘Área Metropolitana del Valle de Aburrá’, con el fin de promover el desarrollo equilibrado de todos los municipios que conformaban este territorio. La iniciativa vino acompañadas de proyectos relacionados con la transformación de Medellín. Por eso, en esta década se formalizó la propuesta de construcción de un sistema de transporte masivo para Medellín y sus municipios cercanos y se creó la Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá Limitada, que pondría en funcionamiento el sistema Metro.

Este megaproyecto tuvo como accionistas a la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia. En 1984 se dio inicio a la contratación de su construcción con firmas alemanas y españolas, y fue uno de los proyectos de ciudad con mayor impacto social. El Metro, sumado a otras obras como la Avenida Oriental, el Parque San Antonio y la ampliación de la Avenida San Juan, modificaron de manera sustancial las dinámicas del Centro y marcaron el futuro de diferentes espacios.   

Hacia finales de esta década, como consecuencia de la violencia que vivía el país y la llegada de campesinos a las ciudades en búsqueda de nuevas oportunidades, hubo un crecimiento desbordado en Medellín y los nuevos pobladores se asentaron en las laderas y espacios periféricos de los barrios y entornos tradicionales. Precisamente a irregularidad y el crecimiento exponencial de estos asentamientos, exigió del gobierno nacional una mayor orientación al crecimiento y el desarrollo urbano en el país.

historia del Centro
Pasaje Junín. Fotografía: Gabriel Carvajal Pérez (1916-2008).

1990

Construcción conjunta de ciudad

Durante la década de los 90 se analizaron los proyectos viales desarrollados en el Vallé del Aburrá, y esto evidenció la falta de impulso a espacios para la recreación, sumada a la pérdida de algunos de los existentes como el Parque del Ancón Sur y parte del Parque Tulio Ospina en el entorno metropolitano. A nivel local, en Medellín, se había cedido espacio público en plazoletas como las de la iglesia de La América y San José, el Parque Berrío y la Plaza de Cisneros, para el desarrollo de vías.    

La constitución de 1991 fue un punto central para la implementación de políticas públicas municipales, algunas de ellas relacionadas con el control y el crecimiento espacial, como el caso de la división territorial por comunas y corregimientos. Estas medidas vinieron acompañadas de la puesta en marcha de proyectos con entidades internacionales, como el convenio establecido entre la Alcaldía de Medellín y el Programa de Gestión Pública de las Naciones Unidas para el Desarrollo en 1995, que convocó organizaciones sociales y comunitarias alrededor de la ejecución conjunta del Plan Estratégico de la Ciudad para los 15 años siguientes. En 1998 esta iniciativa ya contaba con 1.200 instituciones convocadas.  

Medellín se preparaba así para afrontar importantes retos en las próximas décadas: el desbordado crecimiento poblacional, el redireccionamiento del enfoque industrial o económico, y el medio ambiente. Por lo tanto, comenzaron a aparecer proyectos articuladores de ciudad en materia de organización y ocupación del suelo, con subtemas como el espacio público, los proyectos habitacionales, la prestación de servicios públicos, los desarrollos viales y el sistema de transporte masivo.

Historia de Medellín
Pasaje Junín. Fotografía: Gabriel Carvajal Pérez (1916-2008).

2012

Comuna 10

La comuna 10 (La Candelaria), fue conformada a través del Decreto Municipal 1364 del 9 de septiembre de 2012, en el que se establecieron las divisiones político-administrativas de Medellín. A La Candelaria la integran los barrios El Chagualo, Jesús Nazareno, Prado, Los Ángeles, Villanueva, Estación Villa, San Benito, La Candelaria, Boston, Bomboná 1, Barrio Colón, Guayaquil, Corazón de Jesús, Calle Nueva, Las Palmas, San Diego y Perpetuo Socorro. Adicionalmente, esta comuna presenta dentro de su conformación territorial, importantes y relevantes áreas y equipamientos institucionales, entre los que se encuentran La Alpujarra, el Centro Administrativo, el Hospital San Vicente de Paúl, el Museo Casa de la Memoria, el Museo de Antioquia, el Museo del Agua EPM, el Centro Cultural Banco de la República, y los teatros Metropolitano, Pablo Tobón Uribe, Lido, El Águila Descalza, Porfirio Barba Jacob y el Pequeño Teatro, entre otros.

Medellín
Panorámica de Medellín. Fofografía: Bureau Medellín
Mapa barrios del Centro
barrios de Medellín