En este pasaje del Centro de Medellín existe una gran cantidad de cafeterías que podríamos, sin temor a equivocarnos, recomendar como agradables tertuliaderos. Elkin Gutiérrez es uno de esos visitantes frecuentes del café El Antioqueño, ubicado en el Pasaje La Bastilla. Para él, no hay en la ciudad un mejor lugar para disfrutar la lectura diaria de su periódico, acompañado con un humeante café. El Centro es su orgullo.