Inscripción recorridos

Cinco rutas para conocer la transformación del Centro

La villa re-nueva (área norte):

Teniendo como epicentro la Catedral Metropolitana y el Parque Bolívar, esta zona nació a mediados del siglo XIX y con ella, la ciudad creció hacia el norte de la Quebrada Santa Elena y se le llamó Villa Nueva. Hoy se reconocen en sus diferentes estilos arquitectónicos los barrios La Candelaria, Villa Nueva, Prado y Jesús Nazareno. Medellín se ha transformado muchas veces durante su historia. Nuestra visita recorre las huellas de las ciudades que hemos sido y aún se conservan en lugares y manifestaciones.

El corazón de la villa vieja (área noroccidental):

La Villa de Nuestra Señora de La Candelaria nació en el siglo XVII, con la Calle Real (Boyacá) como su eje principal. En sus alrededores se construyeron importantes edificaciones religiosas como Templo de La Candelaria, el de San Francisquito, La Veracruz y San Benito, así como el edificio del Cabildo y los despachos de importantes personalidades durante la Colonia y el origen de La República. Recorreremos el corazón de la villa en sus inicios: plazas, parques, avenidas y edificios patrimoniales que hacen parte significativa de la historia y el crecimiento de la ciudad.

Guayaquil de oro (área suroccidental):

Desde su inauguración en 1984 como Mercado Cubierto de Guayaquil, la Plaza fue el lugar de la vida comercial de Medellín, y luego de la llegada del Ferrocarril de Antioquia, de todo el departamento. Cerca de este lugar fueron creciendo otros centros de comercio como el Pasaje Sucre y El Pedrero. Acompáñanos visitando el antiguo Barrio Sur, como se conoció a toda la zona de la Catedral Metropolitana en la que hoy se mantienen los edificios Vásquez y Carré (diseñados por el arquitecto francés Charles Carré y destinados para hospedaje y comercio), la estación del Ferrocarril, la Alhambra, la Biblioteca EPM, el antiguo mercado y la Plaza de Cisneros.

El Santoral del desarrollo (área sur):

Nuestra ruta inicia en Perpetuo Socorro, pasando por los sectores de San Diego, el barrio Colón y la Avenida Oriental. Este recorrido conecta con el Cerro de La Asomadera, reconocido como patrimonio arbóreo con más de 200 especies protegidas. Los nombres San Lorenzo, San Francisco, San José, San Antonio, San Diego y San Ignacio, dan cuenta de la influencia de la iglesia católica en el surgimiento y crecimiento de la ciudad alrededor de sus capillas. Camina con nosotros por lugares y referentes patrimoniales, un paseo marcado por las diferentes transformaciones que ha vivido el sector con evidencias arquitectónicas de estilos coloniales, republicanos, modernos y contemporáneos.

De paseo por Quebrada Arriba (área oriente):

La quebrada Aná o Santa Elena es uno de los ejes fluviales más importantes para Medellín. Este afluente fue corredor fundacional de la ciudad y lugar de nacimiento de dos barrios: Quebrada Abajo (desde la desembocadura en el río Medellín hasta Carabobo) y Quebrada Arriba (desde Carabobo hasta La Toma). Los caminos que venían de Guarne y Rionegro llegaban hasta La Playa, lugar predilecto para el paseo urbano. Actualmente se conservan algunas de sus casaquintas, edificios y puentes emblemáticos.