Cuando Nelson Rodríguez llegó como vendedor al Paseo Bolívar, a mediados de 2005, imperaba la ley del más fuerte entre los que en ese entonces ocupaban la zona, quienes tampoco contaban con el permiso para ocupar el Espacio Público. Hoy la historia está cambiando.

 

La Secretaría de Seguridad y Convivencia, a través de la Subsecretaría de Espacio Público, inició la prueba de carnetización para los vendedores informales del Centro que cumplen con los requisitos para este beneficio. 216 comerciantes recibieron, además del carné, capacitaciones en temas como la atención al cliente, atención a extranjeros, importancia de los peatones y ciclistas y manejo de residuos. En total se llegará a 2 000 venteros carnetizados en el Centro de Medellín.

“Yo llegué a Bolívar a rebuscarme la vida vendiendo lo que podía, con tanto desorden que había fueron años muy duros, además muchas veces llegaba Espacio Público y yo no entendía, me sacaron varias veces. Con el tiempo empecé a ir a las sensibilizaciones y a participar en las encuestas y me fueron conociendo”, recuerda don Nelson, como conocen sus compañeros a este comerciante que asegura llevar más 15 años como vendedor en el Centro de Medellín.

Para él, el proceso se ha realizado de manera adecuada: “Cuando empezaron las obras del centro de Medellín, nos informaron que íbamos a ser reubicados mientras duraba la intervención. Durante este tiempo estuve yendo a las capacitaciones de la Alcaldía para recibir toda la información y los permisos necesarios”.

El proceso de carnetización se hará gradualmente con las personas que cumplen con los requerimientos, y deben portar en todo momento el carné que los identifica para ejercer esta labor.

“El mensaje para los vendedores que no llenan los requisitos o no alcanzaron a estar en este proceso, es de paciencia: hay que capacitarse, prepararse y acercarse a la Alcaldía, porque ellos tienen muchos mecanismos para que pensemos la manera de empezar a crecer como comerciantes. La idea es que todos los vendedores informales demos el paso para crear empresa y crecer, está comprobado que estos procesos son para mejorar”, concluye con una sonrisa don Nelson Rodríguez.

Información y cifras

  • Requisitos: tiempo asentado en el territorio (haciendo parte de los procesos con la Alcaldía), vulnerabilidad socioeconómica (que este sea su único medio para subsistir) y uso adecuado del espacio público (cumpliendo todas las normas).
  • Cada año la Secretaría de Espacio Público realiza el estudio socioeconómico para verificar el cumplimiento de los requisitos e iniciar el proceso con nuevos vendedores informales.
  • En el Paseo Bolívar se han identificado más de 780 venteros. 325 tienen aprobada la licencia y 352 se encuentran ya en trámite.
  • El corredor del Paseo Bolívar cuenta con:
    • 66 nuevos módulos para la reubicación de venteros.
    • 6 contenedores de basuras subterráneos.
    • 306 nuevas bancas.
    • 400 nuevas luminarias LED.