Néstor López respira cada día Arte y Cultura. No necesita atravesar ni una calle para pasar de su apartamento al teatro que fundó hace 25 años y que hoy administra en el complejo residencial Marco Fidel Suárez.

Más de 1300 personas, habitantes del Complejo Residencial Marco Fidel Suárez, cuentan con un teatro a sus pies. Y es que cuando fueron construidas las Torres de Bomboná, Girardot y Pichincha no solo se consideraron los espacios de vivienda y comercio, sino también un espacio para la cultura. .:

Foto: Arquidiócesis de Medellín

Desde su construcción en 1983 el espacio que hoy alberga a la Corporación Ateneo Porfirio Barba Jacob, fue utilizado para fines puntuales y temporales hasta que, en 1995, el entonces Gerente de Corvide (la entidad municipal administradora del Complejo Residencial), recibió una oferta de alquiler por parte de una nueva corporación cultural que con un año de vida lo apostaba todo por el arte y la cultura.

Tras ese sí que marcaría su historia, la Corporación Porfirio Barba Jacob encontró el Centro Cultural en el que desarrollaría sus actividades por más de cinco lustros – y contando-, con una oferta diversa en la que caben obras de teatro, performances, lectura de poemas, tertulias, cuentería y exposiciones de arte, entre otras manifestaciones culturales.

“Al principio todo fue un lanzarse al vacío, un acto de fe” Néstor López, fundador.

Para Néstor la Corporación ha sido una apuesta de vida, y es que en una época en la que no había Secretaría ni Ministerio de Cultura, un grupo de personas apostaron a que este tipo de espacios serían posibles en el Centro de Medellín.

Veinticinco años después, la Corporación, que ha resistido y permanecido en pie de lucha en el Centro de Medellín, puede proyectarse en el contexto de una Ley de Espectáculos Públicos que para el 2020 aportará 1.100 millones de pesos que serán usados en el mantenimiento de la sede, la construcción de una rampa para dar acceso a personas con movilidad reducida, y la insonorización de la galería y el café.

Hay que aclarar que, si bien se encuentra en el sótano del Complejo Residencial Marco Fidel Suárez, el Ateneo Porfirio Barba Jacob está abierto para el disfrute de toda la ciudadanía. Su Centro Cultural cuenta con un teatro para 350 personas, la Galería Ateneo y el Café Porfirio. También promueve proyectos musicales como el Metal Medallo y el Fondo Musical Ateneo. Ha publicado más de 20 títulos con el Fondo Editorial Ateneo, Organiza el Festival colombiano de teatro Ciudad de Medellín y cuenta con el grupo de teatro: Laboratorio Escénico Ateneo.