Cuando cae la noche el Centro de Medellín se transforma y sus habitantes y visitantes encuentran nuevos motivos y maneras para habitarlo. Una de ellas es en Noche en Vela.

Estudiantes del programa Multilingüa, usuarios del Consultorio Jurídico de la Universidad de Antioquia y las personas que trabajan por hacer posible estos programas, son quienes habitan día a día el edificio de la Antigua Escuela de Derecho ubicada en el Centro de Medellín, frente al costado oriental del Edificio San Ignacio. Sin embargo, hay acciones que se permiten transformar los espacios y dar la bienvenida a otros públicos. Como ejemplo está la iniciativa Noche en Vela, que lideran en alianza la Gerencia del Centro de la Alcaldía de Medellín y el programa Cultura Centro de la Universidad de Antioquia..:

Foto: Arquidiócesis de Medellín

Noche en Vela invita a habitar el Centro de manera diferente: abre las puertas de edificios y construcciones emblemáticas de la ciudad para ofrecer contenido cultural ciudadanos ávidos de este tipo de actividades y caminantes curiosos que se dejan conquistar por el Centro. La antigua Escuela de Derecho ha sido sede de uno de estos acontecimientos. Así, el edificio de carácter público recibió niños, jóvenes y adultos que tal vez nunca lo habrían visitado y que pudieron disfrutar de sus espacios, reconocer en este un lugar que pueden visitar cualquier día, ya sea para leer, para tomar un café o para resguardarse por unas horas del ruido o el calor.

En esa noche la música transformó la Escuela, un edificio diseñado por el arquitecto belga Agustín Goovaerts en 1925 y restaurado por la arquitecta colombiana Clemencia Wolff en 2007.

La arquitecta Clemencia Wolff, quien cumplió con la misión de restaurar la Antigua Escuela de Derecho así como también el Edificio San Ignacio que alberga a El Paranifo de la Universidad de Antioquia, comparó estas edificaciones en una entrevista para el periódico El Mundo en 2016: “El Paraninfo es todo sobrio, imponente, como un papá, mientras éste (la Escuela de Derecho) es como una niña que atrapa con sus colores.”

Durante unas horas, músicos que cada día usan como escenario el espacio público, subieron a una tarima y compartieron con los asistentes su arte y consideraciones frente al tema. Bajo la moderación de los periodistas Alexander Otálvaro de la Emisora Cultural de la Universidad de Antioquia y Santiago Arango de Radiónica, el solista David Osorio, la agrupación Evolución Positiva y Enmanuel La Voz, quien personifica a Héctor Lavoe, encontraron en Noche en Vela la oportunidad de contar con un escenario y un público que, a su vez, habitó el Centro de una manera diferente.

No hay que esperar al próximo de estos eventos para apropiarse de espacios públicos del Centro de Medellín, recorrerlos y descubrir sus encantos pues tienen sus puertas abiertas al público en general.