Los principales centros comerciales de la zona reforzaron sus protocolos de bioseguridad y hoy cuentan con atención gastronómica en mesas.

- Más de 6.000 personas han llegado a estos lugares para disfrutar de una oferta segura y de calidad.

- Más de 2.000 empleos se reactivaron con la reapertura de este sector económico y cultural.

Con estrictas medidas para proteger a sus clientes, los restaurantes del Gran Plaza, Sandiego, El Unión Centro Comercial, El Punto de la Oriental y Camino Real prestan atención en sus mesas. Esto es posible tras varias semanas de articulación entre la Gerencia del Centro, los gremios y las secretarías de Desarrollo Económico y Salud.

“Los centros comerciales están tomando todas las medidas necesarias. Por eso quiero invitar a la ciudadanía a que nos cuidemos, para seguir acatando los protocolos de autocuidado y protección, para que de verdad todo pueda estar bien”, dijo la gerente del Centro, Mónica Pabón.

.Gran Plaza cuenta con cámaras térmicas de detección de temperatura y otras para el control del aforo total autorizado. En la zona de comidas, que cuenta con 28 locales abiertos, también se verifica la cantidad de usuarios que ingresan, que pasó de 1.800 antes de la pandemia a 750 en su segundo día de reapertura y se cuenta con dispositivos para consultar las cartas a través de códigos QR.

Camino Real dispuso acrílicos divisorios en cada mesa, aprovechables para máximo dos personas y un botón que indica si estos espacios están disponibles o requieren desinfección. Las personas reciben una bolsa para guardar sus tapabocas mientras comen y pueden hacer pagos electrónicos en todos los locales. Con siete locales en funcionamiento que activan 31 empleos directos, esta terraza recibe un promedio de 558 usuarios por día.

Sandiego produce más de 1.800 empleos directos y antes de la pandemia movía unos $1.800 millones en su sector gastronómico. Hoy atienden 27 locales y han recibido 3.000 de las 9.000 personas que antes disfrutaban de la zona de comidas.

El Unión Centro Comercial, referente de Junín, reactivó 22 locales gastronómicos, que generan 220 empleos y reciben 600 comensales diariamente.

El Punto de la Oriental abrió cinco locales en su plazoleta de comidas, siete burbujas y tres locales en zonas comunes para unos 50 empleos que mueven cerca de $27 millones mensuales. Por estos días han recibido entre 80 y 100 usuarios en las 60 mesas dispuestas.

Todos los centros comerciales adelantan campañas pedagógicas sobre el autocuidado y la atención de protocolos, regulan el distanciamiento, tienen zonas de lavado, desinfección y promueven el uso del tapabocas.